buscar

  Un día en clase se me ocurrió decir que Instagram estaba haciendo mucho daño a la fotografía. Algunos asentían y otros me miraban como diciendo: “¿Daño? con lo que mola...”
  No se si está haciendo daño o no, pero creo que no está ayudando nada a la creatividad fotográfica, más bien la está matando. Ahora me entero que han salido unos filtros para Lightroom imitando los efectos de Instagram y me pregunto ¿no es esto una contradicción?
 Se supone que Instagram se creó, para que cualquiera, con un teléfono, hiciera una foto y le diera un look profesional en segundos y sin esfuerzo ninguno. Es decir, que fotos malas acaben no siendo tan malas debido a los excesivos retoques. Que Lightroom tenga estos filtros es como gastarte 6000€ en una cámara reflex y disparar en modo automático. Resulta que haces una foto en formato raw, la procesas y una vez que la tienes preparada , le metes el maravilloso filtro de Instagram, para que parezca que está hecha con un móvil y tenga ese toque retro tan de moda. Sinceramente no entiendo nada.
 Que conste que la aplicación de Instagram no me parece mal, de hecho me creé una cuenta para ver cómo funciona y he subido alguna foto (muy pocas). Sí tiene sentido como red social, muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Es más, hace unos meses Facebook la compró por 1.000 millones de dólares. Hasta ahí bien, el problema es que, como todas las redes sociales, crea adicción, y millones de imágenes circulan al día por esta red creando tendencia. Con lo cual ahora están de moda las imágenes muy saturadas, con una temperatura de color muy alta, y con un toque retro que va en detrimento de la propia calidad de la fotografía original. Y lo peor de todo es que esa moda nos afecta por igual a los fotógrafos, a los publicistas y en definitiva, a todos los que trabajamos con la imagen. Ahora se lleva mucho “el atardecer en un campo de trigo” como yo lo llamo, y el caso es que encima me gusta.
 Pero una cosa es el look de la foto, el color o la saturación y otra muy distinta que los profesionales, con equipos profesionales, intentemos que nuestras fotos sean iguales que las de los amateurs y sus móviles. Eso no.

Sonia


*una de las cuentas de la familia Kardashian, entre las cuentas que más seguidores tienen, más de 5 millones de personas!



 
instagram